DRALIVE!

Entretenimiento de calidad con los mejores temas sobre amor, consejos, imágenes, amigos animales, curiosidades, cosas divertidas, temas de salud y muchos más.

Las 10 mejores razas de gatos



Tras ciertas preguntas, nos llega una muy interesante sobre las mejores razas de gatos, como también las más populares, así que como no queremos defraudarlos, les tenemos unas notas sobre ellos.



El Gato Persa: Este felino se caracteriza por tener un largo pelaje, que es uno de sus principales atractivos. Adicionalmente son muy dulces y necesitan muestras de cariño constantemente. Posiblemente para algunos no sea bonito ya que son muy presumidos y les encanta que les digan lo hermosos que están. Pero para ellas, de seguro sera un cariño de gato infalible.

Gato siamés: Son de tamaño mediano y esbeltos. Tienen patas largas y delgadas y los ojos almendrados y siempre de color azul. Su pelaje es corto y sedoso. El color característico de su pelaje es chocolate y lila.


Gato Maine Coon: Esta raza es de los gatos inteligentes, como también cariñosos y buenos cazadores. Son de carácter afable, sociable, equilibrado y comunicativo.


Gato Ragdoll: Es una raza de gato característica por su docilidad extrema. Los Ragdolls adoran a sus dueños humanos y no les gusta estar solos. Es un gato casero y muy inteligente.
 

Gato burmés: Su origen al parecer es proveniente de los monasterios birmanos donde esta raza, era venerada como una divinidad. Relacionado con el Siamés, fue importado de Rangún a Estados Unidos hacia 1920. 

Su comportamiento es de los muy juguetones y afectuosos. Cuando es adulto suele ser poco vocalizador aunque el tono de voz es muy potente. Sin embargo, los cachorros maúllan en forma frecuente y en general son muy vivaces y traviesos, aunque habitualmente se aplacan en pocas semanas.Otro de sus puntos curiosos es que no les agrada quedarse solo en casa por lo que criadores profesionales recomiendan no dejarlo sin compañía por largo tiempo.


Gato Manx: Es una raza de gato doméstico. Se dice que proviene de gatos sin cola que viajaban en barcos naufragados frente a la Isla de Man, en el mar de Irlanda. Su comportamiento suele ser muy equilibrado, inteligente. Es un gato casero, pero también buen cazador y con excelentes reflejos por lo que necesita el juego como rutina diaria. Una de sus curiosidades es que su modo de correr parece el de un conejo. También es conocido por su longevidad.

 
Gato siberiano: Es un gato nativo de la zona oriental de Rusia, específicamente de la fría región de Siberia y probablemente sea el resultado del cruce entre el gato europeo y el gato salvaje de los bosques siberianos.


Gato Somalí: De aspecto salvaje y curioso, este gato tiene el aspecto de un pequeño zorro. Sus orígenes hay que buscarlos en los gatos abisinios. De físico elegante y sobrio, se trata de un gato de gran tamaño, con unas orejas muy afiladas.

Si su aspecto es embravecedor, su carácter no juega con su imagen, ya que es tranquilo y dócil le convierte en un gran amigo de los niños. 


Gato ruso azul: Esta es una raza caracterizada por tener un porte elegante, un pelaje azulado, y unos ojos esmeralda que no pasan desapercibidos. Se trata de una raza muy tranquila, ideal para tener en un apartamento.








Gato bobtail: En la raza de gatos Bobtail Americano nada tiene que ver con la raza Bobtail Japonesa, su cola corta parece venir del gen del Manx. En Iowa en 1970, un matrimonio encontró un gato salvaje de cola corta, que se cruzó con una gatita siamesa y nacieron una camada de gatos de cola normal y otros de cola corta. Después de varias cruzas los cruzaron con gatos de raza Himalaya, y de raza Sagrados de Birmania.

En el caso del Bobtail japones, este tiene un aspecto curioso, dado a sus 3 colores únicos (ver captura), adicionalmente su comportamiento llama la atención, porque este tiene la costumbre de levantar una pata cuando esta sentado, y según el folclore japones esto es señal de buena suerte. Asimismo, la variedad llamada mi-ke (de color negro, rojo y blanco, o calicó) es símbolo de muy buena suerte. Y no es de extrañar que existan los típicos gatos de la suerte, como la imagen de más abajo.