DRALIVE!

Entretenimiento de calidad con los mejores temas sobre amor, consejos, imágenes, amigos animales, curiosidades, cosas divertidas, temas de salud y muchos más.

Paul Mccartney, vídeos del concierto en Lima Perú



Después del gran éxito del concierto de Paul Mccartney en Lima Peru, quienes cientos de fanáticos lo esperaron en el aeropuerto, otros de guardia fuera del hotel donde se hospedo, los campamentos en los exteriores del estadio, la vigilia de la prensa y los mitos urbanos que provocó (sin olvidar su paseo en bicicleta por un malecón de Miraflores, hasta su viaje por la avenida La Marina abrazando transeúntes) este concierto que ofreció el 9 de mayo del 2011 en Lima, se consagra como uno de los más legendarios. Y es por eso que hoy, les dejamos unos vídeos memorables de su espectacular concierto si no antes describirles algunos detalles del concierto.

A los que no estuvieron muy al tanto de porque el cantante británico no pudo salir a las 9 en punto (como estaba planeado y cumplir con la famosa ‘hora inglesa’), el ministro del Ambiente, Antonio Brack, y la "Orden del Árbol de la Quina" lo retuvieron en el camerino, y es por eso, que las luces apuntaron al escenario a las 9:34 P.M. para dar inicio al concierto de Paul McCartney.

Su primer saludo para su publico de mas de 40 mil personas fue: “Hola Perú, por fin estoy aquí”, quienes muchos de ellos lo recibieron con cientos de pancartas con el rostro de Paul, a lo que más rato añadió: “¿cómo están peruanos? Estoy muy contento de estar aquí”.











Para cerrar la fantástica velada del concierto, Paul Mccartney agregó: “Este es el momento de decir adiós, y toco el tema de nombre ‘Sgt. Pepper’s lonely hearts’ y ‘The end’. Para muchos, fue un sueño de dos horas y treinta y tres minutos casi ininterrumpidas, en la cual, Paul McCartney demostró que el tiempo no ha menguado ni su voz ni su talento ni sus ganas de bailar y que dejó un “continuará” en el tintero. A las 12:07 A.M. “Adiós Perú, los veo la próxima vez” se dirigió al Monumental por última vez y se perdió a toda velocidad entre la lluvia de papel que dio color al final de la noche.