DRALIVE!

Entretenimiento de calidad con los mejores temas sobre amor, consejos, imágenes, amigos animales, curiosidades, cosas divertidas, temas de salud y muchos más.

Dieta del Agua, perder peso con tan solo tomarla




Aunque muchos escépticos aun no creen en este suceso de la dieta del agua, hay casos reales en el cual gente real si perdió peso con tan solo tomarla. Pero claro, debemos ser consientes y saber unos que otros puntos, como los que diremos en este tema.

Recordemos que a parte de ser un elemento muy necesario para la vida, el agua es un nutriente esencial, que constituye más de la mitad de la masa corporal total (el 60% en el hombre adulto y el 54% en la mujer). El cuerpo de un bebé prematuro está formado por un 80% de agua, sin embargo, su porcentaje disminuye con la edad y que llega hasta al 45% del peso corporal total en las personas de avanzada edad.





El agua tiene efectos benéficos para el cuerpo humano, incluyendo, el bajar de peso, y esto se afirma, según el estudio realizado por el doctor Michel Boschmann, jefe de investigaciones en el centro de investigación clínica de la Universidad de Medicina Charité de Berlín. Este investigador, se utilizó a sí mismo y a otros compañeros para las pruebas. Tomaron agua con el estómago vacío, medio litro, y descubrieron que este líquido en ayunas estimula, por peso y temperatura, un reflejo hepático que activa el sistema nervioso simpático y predispone al cuerpo a un mayor rendimiento físico y mental. La investigación indicó que lo ideal es beber de 1.5 a 2 litros (seis a ocho vasos), diariamente.

¿Por qué el agua ayuda a mantener o reducir el peso y combatir la obesidad?


Cuando se toma suficiente agua en ayunas, el primer efecto es el ya descrito por Boschmann. En segundo lugar, el cambio de temperatura obliga al cuerpo a gastar calorías para compensar esa alteración térmica, y se traduce en pérdida de peso. Lo anterior, siempre y cuando se acompañe de un plan integral (claramente, la dieta y ejercicio). Asimismo, beber agua fría tonifica. Y el agua caliente ayuda a aliviar la gastritis crónica y los cólicos.